Tyler Perry aparca la ampliación de su estudio de 800 millones tras ver Sora, de OpenAI: «Se van a perder puestos de trabajo»

An illustration related to the article content. The scene captures an expansive film studio represented in a computer-generated animation style inspired by early 20th century cartoons. As the focal point, a futuristic-looking machine symbolizing artificial intelligence is present, emitting a vibrant light, indicating its state of operation. Out of this machine emerge cinematic videos, illustrating various locations from snowy mountains to urban cityscapes without any need for travel. Surrounding this scene, a notable variety of studio professionals including Caucasian male actors, Black female editors and Asian crew members are seen observing with expressions of astonishment and concern. They stand together symbolising a collective approach. In the background, an $800 million expansion plan blueprint can be seen rolled up, symbolizing a halted project.

Tyler Perry, actor, cineasta y propietario de un estudio, se muestra preocupado por el impacto de la inteligencia artificial (IA) en la industria del entretenimiento. Está especialmente alarmado por el modelo de conversión de texto a vídeo de OpenAI&#8217, Sora, que puede generar resultados de vídeo cinematográficos. Perry había planeado una ampliación de 800 millones de dólares de su estudio de Atlanta, pero ahora esos planes están en suspenso debido a los rápidos avances de la IA. Está asombrado por las capacidades de la IA, como la creación de escenas en distintas localizaciones sin necesidad de desplazamientos ni construcción de decorados. A Perry le preocupa el impacto en los profesionales de la industria, incluidos actores, miembros del equipo y editores. Ya ha utilizado la IA en dos de sus películas para evitar largas sesiones de maquillaje. Perry cree que la industria debe unirse para afrontar los retos que plantea la IA y proteger los medios de subsistencia. Subraya la necesidad de un planteamiento colectivo en el que participen los sindicatos, las partes interesadas del sector y la intervención de los gobiernos. Perry reconoce las ventajas de la IA para su estudio, pero también le preocupa el futuro de las personas que ha formado y empleado. Predice que la convergencia del desarrollo de la IA y la contracción de la industria provocará importantes pérdidas de puestos de trabajo. Perry hace un llamamiento a la compasión y la consideración hacia las personas que han forjado sus carreras en la industria y sugiere que es necesaria una voz unificada para abordar estos retos, tanto dentro de la industria del entretenimiento como en el Congreso.

Artículo completo

Deja una respuesta