Aumentan un 185% las peticiones de regulación de la IA – CNBC

Generate an illustration in a cartoonish style portraying the concept of an AI-powered search engine. The scene includes a large magnifying glass floating above a cityscape, with lines representing search queries radiating out from it. Around it, there should also be a few futuristic skyscrapers symbolizing different data sources with lights within them indicating search activity. Also, represent the Copilot feature as a friendly robot lending a guiding hand to the queries. On one edge of the city, depict a group of people with diverse genders and descents looking appreciatively at the magnifying glass.

Los grupos de presión sobre inteligencia artificial (IA) han experimentado un aumento significativo en 2023, con la participación de más de 450 organizaciones, lo que supone un incremento del 185% respecto al año anterior. Este aumento de los grupos de presión se produce a medida que crecen las peticiones de regulación de la IA y la administración Biden pretende establecer normas para la IA. Empresas como ByteDance, propietaria de TikTok, Tesla, Spotify y Samsung se han unido a los esfuerzos de los grupos de presión para influir en el modo en que las normativas pueden afectar a sus negocios. Las organizaciones implicadas en el cabildeo sobre la IA abarcan varios sectores, como las grandes tecnológicas, las empresas emergentes, las farmacéuticas, las aseguradoras, las financieras, las académicas y las de telecomunicaciones. El número de organizaciones que ejercen presión sobre la IA ha crecido constantemente desde 2017, pero se disparó en 2023. En particular, más de 330 organizaciones que ejercieron presión sobre la IA en 2023 no lo habían hecho en 2022. Estos nuevos participantes incluyen empresas de chips, empresas de riesgo, empresas biofarmacéuticas, conglomerados y empresas de datos de entrenamiento de IA. En 2023, las organizaciones que ejercían presión sobre la IA también lo hacían sobre otras cuestiones, gastando colectivamente más de 957 millones de dólares en grupos de presión federales. La orden ejecutiva del Presidente Joe Biden sobre IA, emitida en octubre, ha suscitado un intenso escrutinio y análisis por parte de diversas partes interesadas. Un área clave de debate gira en torno a la equidad de la IA y su impacto en las comunidades marginadas. La orden se ha considerado un paso significativo, aunque algunos líderes de la sociedad civil creen que se queda corta a la hora de abordar los daños causados en el mundo real por los modelos de IA. El Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST) del Departamento de Comercio de EE.UU. ha recibido el encargo de elaborar directrices y normas para la evaluación de la IA. El NIST ha estado recabando la opinión del público sobre normas responsables de IA, pruebas de vulnerabilidad, gestión de riesgos y reducción del riesgo de los contenidos sintéticos.

Artículo completo

Deja una respuesta